Los traumas craneales producen alteraciones motoras del tipo cuadriplejía o hemiplejía que van a repercutir negativamente en las funciones cotidianas del individuo.

Este es un ejemplo de una cuadriplejía post trauma craneano donde se le realizó cirugía en el miembro superior izquierdo y podemos notar la mejoría en comparación al miembro derecho que no ha sido intervenido: